Cómo quitar los mocos a un bebé

CÓMO QUITAR LOS MOCOS A UN BEBÉ

Cómo quitar los mocos a un bebé

Una de las preocupaciones cuando eres madre o padre es quitar los mocos a tu peque, especialmente, cuando aún no son capaces de sonarse ni eliminarlos ellos solos y pueden entorpecer su respiración y causarles molestias para comer y dormir. Te contamos algunos trucos para que aprendas cómo quitar los mocos a un bebé.

Lo primero que debes saber es que las calefacciones resecan mucho el ambiente, por eso es recomendable utilizar humidificadores o colocar cuencos de agua debajo de los radiadores para poder crear un ambiente algo húmedo que les ayuda a descongestionarse.

Normalmente quitarles los mocos siempre les resulta incómodo, independientemente de la edad que tengan, pero es importante hacerlo, ya que pueden ocasionar otras infecciones como otitis. Los lavados nasales con suero son el mejor remedio para ello, aunque existen otros métodos que te detallamos a continuación.

Aspirador nasal de cánula

Puedes adquirirlo en cualquier farmacia. Es lo más utilizado con los bebés cuando aún no saben soltar los mocos. Para humedecer las fosas nasales, primero se les echa un poco de suero fisiológico, después se coloca un extremo de la cánula en la fosa nasal y el otro en la boca del adulto y se aspira. Las secreciones se quedarán retenidas en un recipiente en medio del tubo.

Perita o aspirador nasal ergonómico

Es muy fácil de usar y también se puede adquirir en cualquier farmacia. Primero se aprieta el bulbo de goma y se introduce en una de las fosas nasales. Una vez dentro, se  suelta poco a poco. Hay que tapar la otra fosa nasal, apretando la nariz, para que la presión sea mayor y sea más efectivo.

Algunos médicos no son partidarios de utilizar estos sistemas como métodos para quitar los mocos, pues muchas veces puede ser peor el remedio y podemos dañar los oídos. Lo más recomendable siempre son los lavados nasales.

Noticias relacionadas
Noticias en portada