barra head

Alimentación infantil natural

¿EN QUÉ CONSISTE?

Alimentación infantil natural

Por alimentación infantil natural entendemos aquella que le corresponde tanto fisiológica como biológicamente a un bebé en su primera etapa de vida. Debemos distinguir tres periodos: hasta los seis meses, de los 6 meses hasta el año y de 1 a 3 años.

Hasta los seis primeros meses de vida la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna en exclusiva. A partir de entonces, combinarla con la introducción de otros alimentos y, a partir del año, la alimentación se irá pareciendo más a la de un adulto.

Es imprescindible ofrecerles una alimentación infantil natural, teniendo en cuenta sus necesidades biológicas y energéticas, basada en cereales integrales, proteínas vegetales y pescado, semillas y frutos secos, verduras y frutas de estación y condimentos naturales. Si tu bebé ha seguido esta forma de vida natural desde el embarazo, disfrutará más con este tipo de comida cuando vaya creciendo.

Un dato muy importante que debes tener en cuenta es que la alimentación influye en el estado de ánimo de tu bebé. Si sigue una alimentación infantil natural y come variedad de verduras, se sentirá satisfecho con el dulce natural de las comidas. Si por el contrario, toma carne en exceso, embutidos, grasas saturadas con una carencia de verduras, se sentirá atraído a dulces extremos, repercutiendo en cambios en su conducta y vitalidad.

Muchos padres no prestan la atención que se merece a la alimentación infantil. Comer deprisa, a deshoras, comer más o menos de lo necesario, centrar todas las comidas en la carne o el exceso de alimentos industrializados son claramente nocivos para el desarrollo y crecimiento de los niños. Una alimentación infantil natural previene futuras patologías y, a diferencia de lo que se piensa, aporta todos los nutrientes necesarios para que puedan crecer sanos. 

Noticias relacionadas
load