Cómo elegir tu centro de maternidad

ASPECTOS QUE DEBES TENER EN CUENTA

 

 

 

Centros de maternidad

Decidir en qué centro dar a luz es a veces una decisión difícil, especialmente, si es nuestro primer bebé. Elegir un centro público o privado sólo dependerá de ti. Te contamos los aspectos que consideramos debes tener en cuenta para elegir tu centro de maternidad.

Conocer a algún médico o persona cercana es siempre la mejor opción a la hora de tomar una decisión. Si no es tu caso, guíate de tu instinto según tus preferencias. Cuanto más sepas del hospital o clínica privada que vas a elegir, mucho mejor: cuáles son sus protocolos, experiencia en partos, equipamiento, profesionales… Además, también existen otros detalles secundarios que tal vez resulten imprescindibles para tu comodidad como el horario de visitas, la cama del acompañante o las características de la habitación.

Por otro lado, algunos hospitales como por ejemplo La Paz en Madrid, ofrecen la posibilidad de visitar la sala de partos y las habitaciones de maternidad, además de explicarte en una charla informativa con médicos del hospital cómo funciona y en qué consiste la epidural. Piensa que también debes elegir el centro en función del tipo de parto que quieras tener, por ejemplo, no todos los hospitales o clínicas, permiten el parto en el agua.

En este sentido, también debes considerar que, aunque tengas tu idea elaborada de cómo quieres que sea tu parto, hay aspectos que no se pueden controlar. Por ejemplo, es posible que tengas claro que quieres usar la epidural, pero puede darse el caso de que llegues al hospital con demasiados centímetros de dilatación y ya no tenga sentido utilizarla. O bien, puede pasarte todo lo contrario, que tengas claro que no quieres epidural, pero de repente ese día te molestan tanto las contracciones que sí la solicitas a los médicos. Con esto quiero decir que vayas relajada, que asimiles que no todo lo puedes controlar y que al final te pondrás en manos de profesionales que querrán lo mejor para ti y tu bebé.

Lo verdaderamente importante antes de elegir tu centro de maternidad es poner en orden tus prioridades. Por eso es bueno que te preguntes, ¿queremos un parto natural? ¿preferimos la seguridad de un gran hospital o la privacidad de una clínica privada? ¿queremos que nuestra pareja nos acompañe en todo momento? En tus respuestas tendrás la solución. 

Noticias relacionadas