La merienda durante la alimentación infantil

EN QU√Č CONSISTE UNA BUENA MERIENDA

Merienda alimentación infantil

La alimentación infantil de un niño debe ser equilibrada y basarse en cinco comidas al día. Una de ellas, la merienda, resulta de vital importancia para que no transcurra demasiado tiempo con el estómago vacío, pero, ¿qué productos tomar en la merienda durante la alimentación infantil?

La merienda debe representar entre el 15 y 20% del aporte energético total diario y supone una ventaja nutricional ya que garantiza el mantenimiento de niveles constantes de glucosa en sangre, evita el consumo de las reservas propias del organismo y, además, en esta etapa de la alimentación infantil, el organismo no está preparado para que pase muchas horas sin comer.  

Una merienda controlada ayuda a evitar el sobrepeso y la obesidad porque supone un recurso eficaz para calmar el apetito y no llegar a la cena con mucha hambre. Recuerda que merendar, no es picar, ni sustituir esa comida con bollería industrial, chocolates o dulces.  Te contamos en qué consiste una buena merienda infantil.

Moderación

Las cantidades no deben ser excesivas porque no se trata de anular el apetito para la cena sino de saciar su sensación de hambre con productos saludables.

Digestión

Deja que transcurran al menos tres o cuatro horas entre la comida y la merienda para no interferir en el proceso de digestión. Tampoco es recomendable que pase mucho más tiempo para que no tampoco interfiera en la cena.

La merienda durante la alimentación infantil debe incluir alimentos variados y ricos en nutrientes y completar las raciones diarias recomendadas de frutas, cereales y lácteos. También se puede añadir cacao en polvo a la leche para garantizar el aporte de energía necesaria.  Es recomendable evitar el consumo de alimentos demasiado calóricos o ricos en grasas saturadas y azúcares refinados que son perjudiciales para la salud y pueden derivar en patologías o enfermedades en la edad adulta. 

Noticias relacionadas