barra head

Los medicamentos durante la alimentación infantil

Medicamentos alimentación infantil

Uno de los principales errores que cometemos los padres es convertirnos en médicos. A los medicamentos hay que tratarlos como tal y, de igual forma que cuando se trata de los adultos no es recomendable automedicarse, cuando se trata de los niños, debe ser un especialista el que recete los medicamentos durante la alimentación infantil.

El primer dato que debes tener en cuenta es que el sistema digestivo de un bebé no está preparado para la ingesta de algunos medicamentos. De hecho, es una de las razones por las que los pediatras suelen recetar probióticos cuando tienen que tomar antibióticos. Éstos y otros medicamentos pueden afectar a su flora intestinal, alterando las funciones del sistema digestivo. Con los probióticos, se evita el posible daño que pueden causar los antibióticos. Es como si un adulto tomara un protector de estómago.

Además, los medicamentos durante la alimentación infantil también pueden afectar al apetito y hacer que los niños coman mucho menos cuando están en tratamiento. Por otro lado, cuando son tan pequeños no es recomendable que tomen ningún tipo de medicamento y en ningún caso, que se administren sin que previamente lo haya indicado un especialista.

Lo mismo ocurre con el dalsy o la apiretal. Al contrario de lo que piensan muchos padres, no deben administrarse cuando el niño se encuentra un poco tontorrón o con unas décimas de fiebre, lo recomendable es que se utilicen sólo cuando el niño supera los 38º y nunca durante más de tres días. Si pasado este plazo la temperatura no remite, deberás llevarle al pediatra.

Otro dato que debes considerar a la hora de administrarle medicamentos durante la alimentación infantil, es la cantidad qué tiene que tomar. En la mayoría de los casos, no sólo depende de su edad, sino de su peso. Lee siempre las instrucciones y sigue las indicaciones de su pediatra.

Noticias relacionadas