barra head

Cómo prevenir las intoxicaciones durante la alimentación infantil

CONSEJOS PARA HACERLO

Intoxicaciones alimentación infantil

La manipulación de los alimentos resulta de vital importancia a la hora de cocinar. Las bacterias, los virus, los parásitos o las toxinas pueden convertir un suculento plato en un vehículo de enfermedades. No te pierdas cómo prevenir las intoxicaciones durante la alimentación infantil.

Algunos de los síntomas que te ayudarán a identificar si tu hijo ha sufrido una intoxicación alimentaria son las náuseas, dolor de cabeza, cólicos, vómitos, fiebre, diarrea, sudoración, falta de energía… Normalmente empiezan a manifestarse a las dos horas de haber ingerido un alimento en mal estado. En estos casos debes vigilar que esté correctamente hidratado y si los síntomas no remiten acudir a urgencias.

Consejos para prevenir las intoxicaciones durante la alimentación infantil:

Aunque muchos factores no se pueden controlar, sí hay otros que evitan que se produzca una intoxicación:

-        Lavarse siempre las manos antes de manipular cualquier alimento.

-        Fregar muy bien los cubiertos y utensilios de cocina después de elaborar cualquier plato, evitando que queden restos de comida.

-        Es preferible secarse con papel de cocina que con un trapo o bayeta. Por supuesto, deben lavarse y cambiarse a menudo y evitar guardarlos húmedos.

-        Nunca congeles los alimentos una vez descongelados y vigila que la temperatura del frigorífico y el congelador sea la adecuada.

-        En la época de calor debes tener especialmente cuidado con la conservación de los alimentos, sobre todo, con el huevo y los lácteos.

-        Revisa siempre la fecha de caducidad antes de consumir cualquier alimento.

-        Congela el pescado antes de dárselo para evitar el anisakis.

Todos estos consejos no sólo te valen para evitar las intoxicaciones durante la alimentación infantil, sino también en la etapa adulta. Llevar una correcta higiene, no consumir productos más allá de la fecha de caducidad, y conservar los alimentos a la temperatura adecuada, resultan claves para evitar cualquier problema. 

Noticias relacionadas
load