barra head

Receta para niños: tarta red velvet

UN POSTRE MUY COLORIDO

Receta para niños: tarta red velvet

Aunque no es necesario una excusa para preparar una tarta, es verdad que es el postre típico de una fiesta o cumpleaños. Si quieres sorprender a tus hijos y a los invitados con un postre diferente y lleno de color prueba con esta receta para niños de tarta red velvet.

Ingredientes

280 gramos de harina, 125 gramos de mantequilla o margarina, 300 gramos de azúcar, 275 mililitros de buttermilk, 2 huevos, 20 gramos de cacao en polvo y 10 gramos de vainilla, 2 cucharadas de colorante rojo, 1 limón, 3 cucharaditas de levadura y una cucharadita de bicarbonato.

Preparación

Paso 1

Mezcla la harina, el cacao, el azúcar, la levadura y el bicarbonato. Si no es azúcar con sabor a vainilla y es esencia, mézclalo con los ingredientes húmedos.

Paso 2

En otro bol, mezcla el buttermilk (si no lo has conseguido encontrar, puedes prepararlo tú con leche y una cucharada de vinagre blanco o limón. Déjalo reposar durante 5 minutos hasta que parezca leche cortada) con el zumo de limón y los huevos batidos. Agrega el colorante rojo y remueve bien todos los ingredientes hasta que el color quede uniforme.

Paso 3

Mezcla la mantequilla o margarina con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa. Agrega la harina, el buttermilk teñido y ve removiendo hasta obtener una masa homogénea.

Paso 4

Precalienta el horno a 175º. Reparte la masa en 3 moldes engrasados, intentando que quede la misma cantidad en cada uno. Hornea durante aproximadamente 25 minutos. Deja enfriar y mete en la nevera, después de envolver cada bizcocho con film transparente.

Paso 5

Prepara crema de queso para rellenar. Para ello utiliza 400 gramos de queso cremoso, 450 gramos de azúcar glas y 150 gramos de mantequilla. Mézclalo bien con la batidora. Saca los bizcochos y nivélalos si hace falta con un cuchillo o mandolina. Echa un poco de crema en el plato para que el bizcocho se quede pegado. Ve alternando capas de bizcocho con la crema, extendiéndola por la superficie sin llegar al borde y presionando ligeramente. Recubre el exterior del bizcocho y decora a tu gusto. Conserva en la nevera hasta que vayas a servir.

Esta receta para niños de tarta red velvet es un postre muy especial con un gran contraste de colores y sabores que a los peques les encantará. Recuerda que este tipo de comida sólo debe consumirse de vez en cuando por su alto contenido en grasas y azúcares.

Noticias relacionadas