Juegos educativos para los niños: juegos para hacer reír a un bebé

LA RISA ES EL MEJOR REGALO QUE TENEMOS LOS PADRES

Juegos educativos para los niños: juegos para hacer reír a un bebé

Las risas de un bebé son el mejor regalo que tenemos como padres. A veces, especialmente de recién nacidos y antes de los seis meses, cualquier pequeña cosa les hace sonreír. Los juegos educativos para los niños a esta edad son más bien los gestos y cantos que escuchan de la gente que les rodea, sobre todo de sus padres. No te pierdas los juegos que harán reír a tu bebé entre 0 y 6 meses.

  • Estornudo: es uno de los juegos clásicos infalibles para hacer reír a tu bebé. Haz como si fueras a estornudar, exagerándolo mucho. Verás cómo funciona y se parte de la risa.
  • Cucutras: es de los juegos más tradicionales que siempre les provoca una carcajada. Pon tu cara frente a la suya y tápala con tus propias manos o con una muselina o gasa que tengas a mano, incluso con su ropa cuando vayas a vestirle. Destápate para que vea tu rostro o déjale que sea él mismo quien retire el obstáculo para encontrarte. No sólo le harás reír, sino que al cabo del tiempo será él quien te imite y también esconda su rostro.
  • Jugar a pillar: colócate a una pequeña distancia y mientras te acercas lentamente y mueves los dedos de las manos dile “qué te pillo”. Cuando llegues hasta él hazle cosquillas. Es un juego que les encanta, incluso cuando ya han empezado a caminar y son ellos mismos los que corren en dirección contraria a la tuya para que les pilles.
  • A gatas: deja que se desplace por una superficie grande y blanda como puede ser la cama, una colchoneta… Sujétale las piernas y arrástrale suavemente hasta el punto de partida. Intentará volver a escaparse y se tronchará de la risa cuando le atrapes, queriendo repetirlo una y otra vez.
  • Pedorretas: las clásicas pedorretas triunfan siempre, incluso cuando son más mayores. Acerca tu cara muy despacito a su tripa y prolonga su risa mientras te comes su barriga y le das besos por todo el cuerpo.

Muchas veces y, especialmente cuando son tan pequeños, los mejores juegos educativos para los niños son vuestro tiempo y cariño.

Noticias relacionadas
load