barra head

¿Cuál es la mejor edad para que los niños aprendan idiomas?

¿Cuál es la mejor edad para que los niños aprendan idiomas?

Desde hace unos años el aprendizaje de los idiomas se ha convertido en uno de los principales objetivos educativos desde que los niños son bien pequeños, pero ¿cuál es la mejor edad para que los niños aprendan idiomas?

Según los expertos, aprender idiomas desde una edad temprana resulta beneficioso ya que desarrollan su competencia lingüística, asimilan mejor todas las lenguas y, por otro lado, conocen otras culturas y formas de pensar, algo muy enriquecedor para su desarrollo.

Un niño puede aprender una segunda (incluso tercera y cuarta lengua) sin problema desde que es pequeñito. Es verdad que el inconveniente reside en que suele tener más problemas para iniciar el habla, pero pronto aprenden a diversificar las palabras en función del idioma que estén hablando.

Ahora bien, un niño puede aprender inglés (o cualquier otro idioma) de forma natural si es la lengua materna o paterna, si vive en un país en el que se hable ese idioma durante algunos años o si asiste a un colegio o escuela en el que se impartan la mayoría de materias en esa lengua. 

El problema es que el modelo de enseñanza actual (a excepción de los colegios británicos u otros centros más especializados) se centra en que los niños reciban algunas clases a la semana de una lengua extranjera o bien, que alguna materia la reciban en esa lengua, impartida por maestros que no son nativos, ni siquiera bilingües. De esta manera, un niño progresa muy despacio en el aprendizaje de los idiomas.

Por lo tanto, la realidad es que no existe una edad determinada a la que resulta ideal que los niños aprendan idiomas, sino que consiste más en la metodología utilizada para conseguir que lo hagan. Para lograr un aprendizaje adecuado no puede dejarse sólo en manos de profesores y escuelas. Es importante que, si se habla el idioma en casa, los niños siempre tengan una referencia y utilizar el método “one person, one language” hasta que asimilen la lengua extranjera como un idioma que también dominan. De igual forma que también resulta de vital importancia, en edades tempranas, utilizar siempre el juego como principal método de aprendizaje.

Noticias relacionadas