Las conversaciones entre madres e hijos

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN EN EL HOGAR

Las conversaciones entre madres e hijos

La relación madre-hijo es en ocasiones complicada, sobre todo, cuando llega la adolescencia. Por esta razón es de vital importancia saber dialogar y mantener siempre conversaciones entre madres e hijos que ayudarán a resolver dudas, evitar conflictos y transmitir sentimientos.

Los especialistas afirman que las relaciones entre madres e hijas son más complicadas que entre madres e hijos y, también hay diferencias en lo que a conversaciones entre madres e hijos se refiere. Las mujeres tenemos mayor capacidad para expresar nuestros sentimientos y, a través de las conversaciones se crea un vínculo muy especial y se consigue mayor confianza en la relación, pero debes tener en cuenta que, en ocasiones, una conversación puede derivar en una discusión.

Si esto ocurre, no debes sentirte mala madre, forma parte de la aventura de la maternidad ¡Ojalá todo fuera tan sencillo o los hijos vinieran con libro de instrucciones! Lo mejor en estos casos, es esperar a que ambos estéis más calmados para evitar decir cosas que no se piensan o tomar decisiones equivocadas.

Es curioso como la comunicación familiar ha cambiado con el paso del tiempo. Aunque está claro que todo depende, no de los años, sino de cada familia, antes la figura de los padres era mucho más autoritaria que ahora y existían temas de conversación que nunca se hablaban en casa, como puede ser el tema del sexo.

Hoy en día, lo habitual es que madres, padres e hijos puedan hablar de cualquier cosa. Para ello, no hay que convertirse en su mejor amigo, sino hablar con claridad, respeto y estableciendo siempre límites pues deben tener siempre presente que sois una figura de autoridad (no autoritaria). Las conversaciones entre madres e hijos o entre padres e hijos son un pilar fundamental en la convivencia familiar. Fomentar la comunicación es indispensable para que exista confianza, no sólo para resolver todas sus dudas sobre los temas que les inquieten o preocupen, sino para enseñarles a expresar sus sentimientos y emociones y aprendan a gestionarlos.

 

Noticias relacionadas