Los problemas psicológicos de la maternidad

Problemas psicológicos de la maternidad

Aunque la maternidad es una experiencia única y muy especial en la vida, algunas mujeres experimentan sentimientos muy negativos que pueden desembocar en patologías de conducta. Éstos son los principales problemas psicológicos de ser madre.

También se les conoce como trastornos perinatales y, según los especialistas, pueden aparecer días o incluso meses después del parto y se producen en mujeres de todas las culturas, edades, razas y nivel social.

Depresión Postparto

Los síntomas son muy diversos, desde sentimientos de enojo, miedo, culpa, falta de interés por el bebé, trastornos en el apetito, incluso pensamientos agresivos hacia el bebé o hacia ella misma. Los expertos aseguran que no existe una sola causa por la que se produce, sino una combinación de varios factores genéticos, psicológicos, medioambientales y bioquímicos. La realidad es que las mujeres con antecedentes de episodios de ansiedad, que están sometidas a mucho estrés, que se enfrentan solas a un embarazo sin haberlo elegido o que tienen problemas en su matrimonio, son las más propensas a sufrir este trastorno.

Trastorno de pánico postparto

Es uno de los problemas psicológicos de ser madres que pueden sufrir el 11% de las madres primerizas. Los síntomas incluyen nerviosismo, ataques de pánico, miedo…

Trastorno por estrés postraumático

Suelen padecerlos aquellas mujeres que han tenido una mala experiencia con el embarazo o durante el parto. Reviven su trauma a través de pensamientos negativos o sueños que les provoca irritabilidad o dificultad para dormir.

Si quieres algún consejo para evitar los problemas psicológicos de ser madre o secuelas de ser madre es que pidas ayuda si la necesitas o si te sientes desbordada por tanto cambio. Ten paciencia porque sólo tardarás un tiempo en acostumbrarte a la nueva situación, y piensa que ahora tienes una persona que depende de ti y que necesita tus cuidados y tu cariño porque todos tus sentimientos se los trasmites a él. También es bueno que intentes, aunque al principio sea complicado, sacar siempre un rato para ti. Practica algunos de tus hobbies preferidos porque te ayudará a sentirte con mayor energía y desconectar tu mente.

Noticias relacionadas
load