El cuidado de los niños tras la muerte de un familiar

El cuidado de los niños tras la muerte de un familiar

El cuidado de los niños tras la muerte de un familiar es una situación difícil a la que no siempre nos enfrentamos de la manera más correcta. Hablarles sobre la muerte o saber cómo comunicar una mala noticia puede afectarles hasta el punto de complicar más aún la situación, por eso es bueno que tengas algunas ideas claras.

Según los psicólogos, es importante explicarles que:

  • La muerte es universal: deben comprender que todas las personas mueren y que de forma ocasional puede ocurrir en personas jóvenes. Si han perdido a alguna de sus figuras de referencia es fundamental que se sientan arropados y que sus rutinas no se vean demasiado afectadas.
  • Evitar las mentiras: la muerte es irreversible. Engañar a los niños con frases como “está de viaje” o “se ha ido al cielo”, u otro tipo de mentiras, puede hacer que se queden esperando a que su ser querido vuelva y generarles aún más ansiedad. Cuanto antes afrontemos la realidad, mucho mejor para ellos.
  • Los sentimientos no se esconden: pueden expresar rabia, comportamiento agresivo, tristeza, enfado… Es importante hablar con ellos y decirles que les comprendemos y que no es malo expresar lo que sienten.

Un aspecto que es necesario tener en cuenta en el cuidado de los niños tras la muerte de un familiar o cualquier situación de duelo es que la manera de afrontarla, varía en función de distintos factores como, la edad del peque, la relación con la persona fallecida o si se trata de una situación repentina o del resultado de una enfermedad prolongada. En este sentido, las muertes que se pueden prever ofrecen la posibilidad de ayudar al niño a preparar el duelo. Aunque los sentimientos de rabia, tristeza o angustia van a aparecer igualmente, el proceso de duelo es más corto si el niño está preparado.

Noticias relacionadas
load