barra head

El cuidado de niños con problemas de visión

El cuidado de niños con problemas de visión

Según los expertos, el cuidado de niños con problemas de visión afecta al 20% de los niños en edad escolar lo que significa que uno de cada cuatro sufre algún problema visual o lleva gafas. Con el objetivo de evitar consecuencias negativas en su desarrollo y aprendizaje, es muy importante que su visión sea controlada por un especialista para identificar esos posibles problemas.

Síntomas

Algunas señales o síntomas que pueden ayudarte a identificar que tu hijo sufre problemas de visión son: dolor de cabeza, irritación de ojos, fruncir el ceño cuando va a leer… Suelen aparecer sobre todo al salir de la escuela, o cuando se hace un esfuerzo extra como puede ser a la hora de escribir, hacer los deberes o fijar la vista en la televisión o el ordenador.

Problemas visuales más comunes

Miopía

Los niños que sufren miopía no consiguen ver correctamente de lejos. Para hacerlo, suelen apretar los ojos. Cuando aún no usan gafas, pueden incluso llegar a mostrarse más tímidos o despistados y siempre van a preferir actividades en las que no tengan que fijar la vista. Si realizan otro tipo de actividades como pintar, manualidades, leer… pueden aparecer problemas como la dislexia, ya que, al no ver bien, confunden letras como la “p” y la “q” o la “d” y la “b”.

Hipermetropía

El niño ve bien de lejos y mal de cerca. Los peques con esta patología tienen una percepción borrosa de los objetos y tienden a forzar la vista por lo que presentan dolor de cabeza o de ojos, lagrimeo y parpadeo frecuente.

Astigmatismo

Sucede cuando una parte de la imagen queda enfocada por delante del resto, tanto en los objetos cercanos como lejanos. Suele estar asociado a la miopía o hipermetropía, presentando síntomas de ambas patologías.

Ambliopía u ojo vago

Afecta a uno cuatro de cada cien niños en España y consiste en la pérdida parcial de la visión en uno de los dos ojos. Si el diagnóstico es precoz, se puede tratar con éxito antes de los siete años.

Estrabismo

Es una pérdida de paralelismo de los ojos. Este defecto ocular supone un problema grave de visión.

El cuidado de los niños con problemas de visión es muy importante, sobre todo la detección y una consulta con el especialista a tiempo ya que pueden dificultar su desarrollo y aprendizaje, llegando a causar problemas de estrés, frustración y autoestima.

Noticias relacionadas