barra head

El cuidado de los niños en el campo

El cuidado de los niños en el campo

Organizar excursiones fuera de la ciudad y fomentar el contacto de los peques con la naturaleza es fundamental porque aporta numerosos beneficios para su salud.  Por esta razón es tan importante el cuidado de los niños en el campo. No sólo mejora la capacidad de atención, el desarrollo cognitivo y motor, la autonomía, la seguridad o la adquisición de valores como el cuidado del medio ambiente, sino que muchos psicólogos infantiles y pediatras comienzan a hablar del trastorno por déficit de naturaleza. Una patología que afecta a los niños que viven alejados del contacto con el entorno natural y que puede llegar a ocasionar problemas de estrés, obesidad, hiperactividad o depresión.

En ocasiones los padres estamos más preocupados por el cuidado de los niños en ambientes protegidos donde no se manchen, no se ensucien, no les piquen bichos… En lugar de fomentar que estén en el campo, en los parques y, en definitiva, en contacto con el aire libre.

Muchos niños salen de casa por la mañana para ir al colegio en coche, regresan de la misma manera por la tarde y a la hora de jugar o de disfrutar del tiempo libre, también lo hacen en un lugar cerrado o pegados a una pantalla de teléfono u ordenador. Privarles de experiencias como tirar piedras a un río, saltar sobre un charco, cazar lagartijas, trepar por un árbol o simplemente corretear, es obligarles a perder capacidad de exploración, creatividad y destreza para la resolución de problemas y para la convivencia.

Según diversos expertos el cuidado de los niños en el campo es tan importante que aquellos que tienen más contacto con la naturaleza, enferman menos, tienen mejor capacidad de concentración y autodisciplina, mejor coordinación física y equilibrio, son más creativos, desarrollan más autoestima, son más seguros de sí mismos y tienen más habilidad para divertirse. 

Noticias relacionadas