Complementos para niños: ropa interior

Complementos para niños: ropa interior

Hablar de los complementos para niños es adentrarse en un mundo que abarca todo tipo de artículos para los peques de la casa. En lo que se refiere a la ropa interior, más que los gustos o preferencias de cada niño, entra en juego la funcionalidad, especialmente, cuando se trata de evitar que se resfríen con las corrientes de aire frío o la sudoración.

Un aspecto que a veces hay que considerar, sobre todo, cuando los peques ya tienen una edad, es el uso para el que está destinado. Por ejemplo, si tu hijo practica algún deporte o realiza una actividad al aire libre, la ropa interior deberá tener una serie de características. En estos casos, algunos padres eligen ropa interior térmica porque es famosa por su alta resistencia, muy elástica, tiene una superficie repelente al agua, favorece la transpiración de la piel, no la irrita, mantiene el calor, no necesita planchado y, normalmente, dispone de una capa antibacteriana para eliminar el olor a sudor.

Los bebés, por ejemplo, apenas sudan por lo que no necesitan ropa sintética. De hecho, lo recomendable cuando son pequeños es que todos los complementos para niños en esta edad, no sólo la ropa interior, sea 100% de algodón, sobre todo, los que están en contacto directo con su piel. Es una forma de evitar posibles reacciones alérgicas.

Ya sea térmica, sintética o de algodón, lo importante en este tipo de complementos para niños es que sea fácil de poner, de quitar, de lavar y de guardar. Sé realista, si eres madre y además trabajas fuera de casa, no dispondrás de mucho tiempo para lavar la ropa a mano. Y, recuerda que la ropa interior debe ser ante todo cómoda, por lo que deberás elegir la talla correcta para evitar que se le caiga o que, por el contrario, le quede demasiado ajustada.

 

Noticias relacionadas
load