barra head

Calzado para niños: zapatos para bebés

Calzado para niños: zapatos para bebés

Antes de elegir el calzado para niños es muy importante saber que el principal objetivo debe ser preservar la salud de los pies. En función de cada etapa del desarrollo, tu peque tiene unas necesidades u otras. Te contamos cómo deben ser los zapatos para bebés cuando comienzan a gatear.

El pie está en constante evolución y un zapato les quita libertad de movimiento, por esta razón los especialistas recomiendan que los bebés que aún no andan ni gatean, no lleven calzado. Por supuesto, es una decisión vuestra y, también depende de la estación del año, en cualquier caso, si lo llevan siempre deberá ser calzado para niños blando y que apenas pese.

Para proteger los pies de los peques en su fase de gateo, los zapatos para bebés recomendados son flexibles, de tejidos nobles, con goma y protección tanto en la puntera como en el talón y suela blanda de 2-3 milímetros. Siempre es conveniente vigilar sus pies por si aparecen roces.

Una vez que tu peque se ponga de pie solito y comience a agarrarse a muebles y sillas e intentar ir de un lado a otro, puede utilizar calcetines antideslizantes para estar en casa con puntera y talonera reforzados, y en el caso de los zapatos para bebés, elegid calzado blando, de material transpirable y suela antideslizante para evitar posibles accidentes. También deberás tener en cuenta que tienen que contener lo suficiente el pie del bebé y sujetarle el tobillo para ayudarle a conseguir estabilidad y evitar torceduras, pero sin llegar a apretarle.

Elegid el calzado para niños, especialmente los zapatos para bebés, no es tarea sencilla porque es imprescindible tener en cuenta las necesidades particulares de cada etapa del desarrollo. Tomar una mala decisión puede desembocar en problemas musculares y otras dolencias que afectarán a su crecimiento.

Noticias relacionadas