Calzado para niños: elegir el calzado para el invierno

Calzado para niños: elegir el calzado para el invierno

Cuando llega el frío y hay que abrigar los pies de tus peques, además de protegerlos, es necesario tener en cuenta cuáles son las características que el calzado para niños debe tener cuando se trata de afrontar el invierno. Toma nota para ayudarte en tu elección y tomar la mejor decisión.

- La piel es el mejor material para esta época del año. No sólo es muy resistente a las bajas temperaturas ya que dispone de un buen aislamiento contra el frío, sino que fomenta la transpiración. El único inconveniente es que, en la mayoría de los casos, las sustancias que se utilizar para curtir la piel son muy tóxicas, por lo que conviene siempre llevar calcetines adecuados y evitar así cualquier tipo de alergia o reacción, además de ¡protegerles del frío!

- A la hora de elegir la talla hay que dejar siempre entre 0,5 y 1 centímetro de espacio entre el pie y el zapato para que éste pueda encontrarse holgado. Si eliges calzado para niños demasiado ajustado, no podrá ponerse los calcetines más gruesos recomendados para el invierno y causarás otros problemas que le pueden llegar a afectar en su desarrollo y crecimiento, de igual manera que si eliges un calzado demasiado grande.

- Si quieres evitar resfriados y catarros indeseables, escoge unos zapatos y calcetines que permitan la traspiración. Es muy importante que los pies se mantengan secos y lo más calientes posibles. Para los calcetines, el material más recomendado es el algodón.

- Las botas son una muy buena elección como calzado para niños en invierno. Suelen ir forradas interiormente con piel de borrego o similares y dan una sensación total de confort. Presta especial atención a las botas de las niñas ya que no deben ser demasiado rígidas para no interferir en la articulación del tobillo e impedir totalmente la movilidad de sus pies.

Noticias relacionadas
load