Mascotas para niños: los hurones

Mascotas para niños: los hurones

Las mascotas para niños son siempre una forma de enseñarles el valor y la importancia de la responsabilidad. En el caso de los hurones, no exigen tanta atención como por ejemplo un perro, pero tampoco son tan independientes como los gatos. Les encanta jugar y son bastantes traviesos, por eso son una buena opción para los peques.

Los hurones son muy listos y pueden ser entrenados para reconocer y responder a determinados sonidos, incluso, con paciencia y ciertas habilidades, pueden llegar a aprender a hacer sus necesidades como los gatos, en un arenero u otro lugar que se destine a esa función.

Sí debes tener en cuenta antes de elegirlos como mascotas para niños, que los hurones desprenden un olor relativamente fuerte que les sirve para defenderse de sus atacantes cuando viven en libertad. Hay quienes deciden operarles para quitarles las glándulas responsables de este olor, pero los veterinarios no lo recomiendan porque a largo plazo puede traer problemas para su salud.

Aunque desprendan este olor son animales hipalergénicos que no suelen provocar ninguna alergia u otras enfermedades en los humanos. Aunque la mayoría son muy tranquilos, los hay también que muerden, pero esta conducta puede corregirse.

Antes de comprar mascotas para niños, debes saber que también puedes adoptarlas. En el caso de los hurones, existen organizaciones sin ánimo de lucro en las que encontrarás todo tipo de información acerca de cómo tratar a estos animales y cómo debes hacer para que tu casa se convierta en un hogar para ellos. Normalmente, existen unas condiciones que debes cumplir como abonar un donativo para cubrir los gastos de desparasitación, vacuna, chip y castración, ya que se entregan totalmente vacunados y desparasitados. Hay un periodo de prueba de aproximadamente dos semanas, tras el que se firma el contrato de adopción si ambas partes están de acuerdo.

Noticias relacionadas
load