Música para niños: elegir instrumento

Elegir Instrumentos

En anteriores ocasiones hemos comentado los beneficios de la música para los niños y de aprender a tocar instrumentos como el piano, la guitarra, el violín o la batería. Lo más importante no es elegir el primer instrumento, sino que sean ellos quienes lo elijan.

Antes de iniciar a tus hijos en la práctica de algún instrumento, es fundamental que tenga unos conocimientos musicales generales, para que, después, sea él mismo la persona encargada de decidir cuándo y qué instrumento quiere tocar. El instrumento que elija se convertirá en un compañero fiel que le ayudará además a fomentar otras habilidades.

Los peques que viven en contacto con la música aprenden a convivir de mejor manera con otros niños, estableciendo una comunicación más armoniosa, además de ser niños más creativos y con más facilidades para aprender idiomas tal y como afirman varios estudios. Por otro lado, aunque ya vimos algunos de los beneficios de la música para los niños, les proporciona seguridad emocional y confianza.

Según los expertos, la edad ideal para que un niño empiece a tocar un instrumento musical es a partir de los cinco años. Es importante que recordéis que el aprendizaje nunca debe ser algo impuesto porque el objetivo principal es que disfruten de la música, y eso no será posible, si se convierte en una obligación establecida para ellos. 

Si tu hijo se muestra interesado por la música y por el instrumento que ha elegido, el aprendizaje será un estímulo promovido por la motivación. Cuando los niños son pequeños la motivación es imprescindible para que se produzca el aprendizaje. Sin ella, no existe tal.  En este sentido, además del instrumento, también es muy importante elegir bien la escuela de música y, sobre todo, el profesor que va a ser el responsable de enseñar a vuestro hijo.  A edades tan tempranas, la magia, la espontaneidad y el juego son herramientas imprescindibles para que los peques aprendan.

 

Noticias relacionadas