barra head

Cuentos clásicos para niños: ¿cómo leerlos?

Cuentos clásicos para niños: ¿cómo leerlos?

Fomentar el interés por la lectura desde que son pequeñitos es muy importante. Ya vimos anteriormente las razones por las que leer cuentos a tus hijos es fundamental, pero ¿sabes cómo hacerlo? En función de su edad es más sencillo o, por el contrario, más complicado que mantengan la atención. No es lo mismo leer cuentos clásicos para niños a un bebé que, por ejemplo, a un niño que ya es capaz de leer él solo. Te damos algunos consejos.

Hasta los 3 años suele ser difícil que los niños consigan estar sentados y prestando atención durante más de cinco minutos. Para lograrlo, es muy importante elegir cuentos cortos y utilizar diferentes tonos de voz cuando vayas a leer. No tengas vergüenza por hacer el ridículo. A esta edad, es fundamental que les leas utilizando mucho la entonación y vocalización, exagerando con gestos, recalcando las palabras más importantes, enfatizando en algunos puntos… De esta manera, no sólo lograrás captar su atención, sino que conseguirás que poco a poco él mismo memorice la historia e, incluso, imite tus gestos.

Si quieres practicar, te dejamos una selección de algunos cuentos clásicos para niños que puedes contar a tus hijos.

El Elefante Bernardo

Bernardo es un elefante muy egoísta que nunca piensa en los demás. Un día le lanza una piedra a un amigo y le hace mucho daño en la oreja. Una historia sobre valores tan importantes como la amistad y el respeto por los otros.

La Liebre y la Tortuga

Suele ser una de las fábulas preferidas de los peques de la casa. Una historia que les enseñará el verdadero significado del esfuerzo y el trabajo.

Uga la Tortuga

Uga es una tortuga muy dormilona y lenta que casi nunca consigue terminar los trabajos que comienza, pero esto debe cambiar. Un cuento sobre la importancia de la perseverancia.

Noticias relacionadas