Reglas de oro para alimentar a tu bebé

Reglas de oro para alimentar a tu bebé

La alimentación infantil es fundamental desde el momento en el que nacen. Conscientes de ello, te contamos cuáles son las reglas de oro para alimentar a tu bebé que debes tener en cuenta. Apunta.

Lactancia materna en exclusiva hasta los seis meses

La leche materna debe ser el principal y único alimento de los peques hasta que cumplen los seis meses. A partir de ese momento, y en función de su desarrollo, habrá que comenzar con la introducción poco a poco de otros alimentos, pero se recomiendan continuar con la lactancia materna al menos hasta los dos años.

Cantidad justa de comida

Cuando los alimentos cocidos se enfrían a temperatura ambiente, los microbios empiezan a proliferar. Cuanto más tiempo esperes para consumirlos, mayor será el riesgo de contaminación. Además, aunque te parezca algo absurdo, una vez que comiences a introducirle el sólido y también él empiece a comer solito, es preferible que vea en el plato poca cantidad de comida y que te pida más si quiere repetir.

Lávate bien las manos

Una buena higiene es fundamental, sobre todo, antes de empezar a cocinar. Acostúmbrate a lavarte bien las manos con agua y jabón antes de preparar los alimentos y después de cualquier interrupción, especialmente, después de cambiar pañales. Hazlo también si estás manipulando diferentes tipos de alimentos, como, por ejemplo, carne y pescado. Acostumbra también a tu hijo a lavarse siempre las manos antes de cada comida y cuando llega del parque o de la escuela o el colegio.

Mantén limpias todas las superficies de la cocina

Debes tener en cuenta que los alimentos se contaminan con mucha facilidad, por eso, es importante que mantengas limpias todas las superficies de la cocina, al igual que los paños y bayetas.

Como puedes comprobar las reglas de oro para alimentar a tu bebé no van más allá del sentido común y de los hábitos saludables que seguro ya realizas en tu día a día.

Noticias relacionadas
load