Cuidado hijos

En la sociedad actual, el cuidado de los niños por parejas de hombres gays o lesbianas, va en aumento. Una nueva realidad que, no lejos de provocar polémicas, va instaurándose cada vez más como un nuevo modelo de familia.
En el cuidado de los niños, los amigos juegan un papel fundamental. Hacer amigos les enseña a compartir, resolver problemas e interactuar con otras personas. Sin embargo, en ocasiones, los padres sufrimos cuando tienen amigos que no nos gustan, se pelean con su mejor amigo o han sido dejados de lado, pero ¿cómo saber si debes intervenir?
CONSEJOS QUE TE SERVIRÁN DE AYUDA
Cuando una pareja se separa provoca una situación de inestabilidad que a veces es difícil de superar, especialmente si hay hijos. Hay dos aspectos que debéis tener en cuenta en el cuidado de los niños tras un divorcio: el legal y el psicológico. Y, lo más importante, asumir por encima de todo que, aunque seáis madres divorciadas, la felicidad de vuestros hijos tiene que estar por encima de todo.
Cuando una familia se rompe a causa de un divorcio, los peques son los que más sufren. El cuidado de los niños cuando los padres están separados es la principal preocupación en esta situación.
Organizar excursiones fuera de la ciudad y fomentar el contacto de los peques con la naturaleza es fundamental porque aporta numerosos beneficios para su salud. Por esta razón es tan importante el cuidado de los niños en el campo. No sólo mejora la capacidad de atención, el desarrollo cognitivo y motor, la autonomía, la seguridad o la adquisición de valores como el cuidado del medio ambiente, sino que muchos psicólogos infantiles y pediatras comienzan a hablar del trastorno por déficit de naturaleza. Una patología que afecta a los niños que viven alejados del contacto con el entorno natural y que puede llegar a ocasionar problemas de estrés, obesidad, hiperactividad o depresión.
En los últimos años ha aumentado el número de alergias, tanto alimentarias como respiratorias. Mientras los peques están en casa bajo el cuidado de sus padres, hay menos riesgo, pero el problema comienza cuando van a la escuela infantil o en el colegio. La información para el cuidado de los niños alérgicos es fundamental para cuidadores, educadores y monitores.
A diferencia de los abuelos, las tías y los tíos son más jóvenes y tienen, por lo tanto, más resistencia y energía. Además, su visión educativa puede ser muy similar a la de los padres, ya que crecieron en el mismo ambiente y en una escala de tiempo cercana, en la mayoría de los casos. En el cuidado de los niños, las tías y los tíos juegan un papel muy importante ya que pueden llegar a tener una influencia muy positiva en sus vidas.
Cuando se trata del cuidado de los niños, no todas las personas valen, por eso elegir canguro o cuidadora es una tarea muy difícil. Aunque hoy en día suelen ser profesionales muy formadas y con una amplia experiencia, siempre resulta preocupante para los padres pensar en lo más importante: cómo tratará a nuestros hijos. Antes de seleccionar niñera para el cuidado de los niños, ten en cuenta estos aspectos:
El concepto de familia ha evolucionado en los últimos años hacia diferentes modelos en los que ya no existe la figura del hombre y la mujer como padres, sino también la de personas del mismo sexo. Según un estudio de la universidad de Melbourne, Australia, el cuidado de los niños en parejas lesbianas es igual de bueno que el del resto de los niños.
Hoy en día se ha producido un cambio provocado por el ritmo de vida ajetreado que predomina en muchos hogares, y lo abuelos, personas que han pasado toda su vida trabajando y que se han jubilado para disfrutar de la vida, vuelven a tener obligaciones diarias que exigen demasiada energía y que, en ningún caso, les corresponden. Pero ¿qué ocurre con el cuidado de los niños por parte de los abuelos?
Emigrar a otro país con tus hijos supone una experiencia muy estresante, especialmente, para los más pequeños. Cuando son bebés, suelen adaptarse sin ningún problema a los cambios, pero no ocurre lo mismo cuando ya han comenzado la etapa escolar ni cuando son adolescentes. Te damos algunos consejos para tener en cuenta en el cuidado de niños inmigrantes.
¿Pueblo pequeño o gran ciudad? La verdad es que la respuesta depende de los gustos de cada persona, pero sí es cierto que el cuidado de los niños en grandes ciudades es muy diferente al que sería en un pueblo, de igual manera que también lo es la educación, el acceso a diferentes tipos de servicios o la ocupación del tiempo libre.
La hiperactividad es un trastorno en la conducta que hace referencia a aquellos peques que se mueven continuamente, tienen una excesiva actividad motora, y no pueden centrar la atención en la misma cosa durante mucho tiempo. Antes de abarcar el cuidado de niños hiperactivos es importante conocer algunos de los indicadores de hiperactividad en los pequeños.
No es que el cuidado de los niños homosexuales deba ser especial o diferente, pero sí es cierto que cuando a una madre, una profesora le dice que su hijo tiende a jugar más con las niñas y a imitarlas, se pregunta ¿es mi hijo homosexual? La identidad sexual forma parte del desarrollo de los niños, pero todavía hoy, poco se sabe acerca de por qué un niño llega a interesarse por una persona de su mismo sexo o por qué las niñas se comportan como niños o a la inversa, aunque tampoco se conoce la relación directa que existe entre este tipo de comportamientos y la sexualidad.
En ocasiones no todos los peques pueden recuperarse de una enfermedad o trastorno a pesar de todos los intentos de la comunidad médica. Cuando esto sucede, el principal objetivo del cuidado de los niños con enfermedades terminales deja de ser encontrar una cura, para centrarse en hacer que el pequeño se sienta lo más cómodo posible tanto física como emocionalmente. Es lo que se conoce como cuidados paliativos.
Vivir en un pueblo o en una ciudad es un debate que debería orientarse en función de la edad. Probablemente, no opine igual un adolescente de 18 años que un niño de 6; ni unos padres que adoren la tranquilidad de conocer a todas las personas que rodean a su pequeño, frente a otros que valoren más la gran variedad de servicios que una gran ciudad pone a tu alcance. En cualquier caso, el cuidado de los niños en un pueblo tiene sus ventajas, vemos cuáles son a continuación.
El cuidado de los niños cuando se tienen hijos de diferentes edades depende de cada caso. Hay familias que deciden tenerlos más seguidos para que puedan ser compañeros de juegos y concentrar en varios años los cambios de pañales; mientras que otras, eligen que la diferencia de edad sea mayor para poder disfrutar más tiempo de cada peque por separado y prolongar la estancia de un bebé en el hogar.
La prevención resulta imprescindible para evitar el cuidado de niños con trastornos alimenticios. Según la Organización Mundial de la Salud, cerca de 70 millones de personas en el mundo sufren este tipo de patologías, especialmente, niñas. Son enfermedades psiquiátricas graves que pueden llegar a poner en riesgo su vida, normalmente relacionadas con una preocupación excesiva por la imagen corporal o el peso.
Cuando hablamos de vacaciones siempre pensamos en viajar, pero no todas las familias se lo pueden permitir, ni tampoco tiene porqué ser así. El cuidado de los niños en vacaciones cuando pasan más tiempo en casa a veces puede resultar agobiante y agotador, pero también es una gran oportunidad para realizar actividades con ellos y pasar más tiempo en familia. Te damos algunas ideas para que aproveches esos días al máximo.
El cuidado de niños con sarampión, varicela y otras enfermedades infecciosas preocupa mucho a los padres ya que producen fiebre, ardor, piel enrojecida, manchas o granitos que resultan muy molestos para los más pequeños. Aunque la vacunación previene este tipo de patologías, puede darse algún caso ya que son muy comunes durante la infancia, al igual que otro tipo de enfermedades.
Llevar a los peques a la playa es sin duda uno de los momentos más divertidos del verano o de cualquier época del año en la que el tiempo lo permita. A veces, simplemente un paseo es suficiente para disfrutar del mar, otras, elegimos una jornada un poco más larga con toallas en la arena, aunque apenas las pisemos, pero lo importante es ¿cómo debe ser el cuidado de los niños en la playa y qué aspectos debemos tener en cuenta?
Una de las cuestiones respecto al cuidado de los niños que desorienta en ocasiones a los padres es la caída de los dientes de leche. Aunque lo habitual es que comience alrededor de los cinco o seis años, depende de cada peque. Si los dientes le comenzaron a salir más tarde de los cinco o seis meses, lo más seguro es que la caída de los dientes de leche también se produzca más tarde. De igual forma que así, como los dientes inferiores fueron los primeros en aparecer, también suelen ser los primeros en caerse.
El cuidado de los niños con trastornos mentales no es nada fácil para los padres, entre otras cosas, porque en ocasiones, resulta muy difícil reconocerlos. Sin embargo, los expertos avisan que, si no son reconocidos precozmente para ser tratados cuanto antes, pueden exponer a los niños a grandes peligros.
La falta de apego durante los primeros años de la infancia es uno de los principales aspectos que hay que tener en cuenta en el cuidado de los niños en orfanatos o centros de acogida.
El papel de los padres en el cuidado de los niños que sufren bullying es fundamental tanto si tu hijo es el acosador como el acosado, aunque abordar el problema del acoso escolar en cualquiera de los dos casos no es tarea fácil.
load