Ejercicios para niños con bajo rendimiento escolar

EJERCICIOS PARA NIÑOS CON BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR

Bajo rendimiento escolar

El rendimiento académico es una preocupación común en todas las familias. En ocasiones, incluso, llega a ser una obsesión para los padres, pero ¿cuál puede ser la causa de unas malas notas? Te contamos a qué puede deberse y qué ejercicios para niños con bajo rendimiento escolar puedes llevar a cabo.

Causas a las que puede deberse

Dificultades de aprendizaje. Puede ocurrir que las malas notas sean causa de un trastorno en el aprendizaje. Si es así, requiere una intervención adecuada con el objetivo de dar solución a las necesidades del niño.

Conflicto pendiente de solucionar o necesidad no cubierta. En ocasiones, el fracaso académico se debe a algún tipo de malestar personal, familiar o escolar. En estos casos es fundamental el diálogo para conocer el problema y ayudar al niño a desarrollar recursos emocionales que le permitan afrontar ese malestar. En este sentido, son varias las causas externas que pueden afectar al rendimiento académico:

Divorcio o separación

Los niños se ven muy afectados por las situaciones que producen desajustes en su entorno, como bien puede ser un divorcio o separación. A menudo, este tipo de circunstancias están directamente relacionadas con el fracaso escolar o el bajo rendimiento académico. Si es vuestro caso, lo más habitual es que comiences a notar signos de apatía, tristeza, agresividad o irritabilidad en tus hijos.

Absentismo

Cuando un niño no asiste regularmente a clase, se refleja en los resultados de sus notas. El absentismo prolongado provoca que entre en una espiral en la que es cada vez más difícil volver a recuperar el ritmo de clase y, por lo tanto, pierden la motivación con mucha facilidad. Suele ser la principal causa del abandono temprano del sistema educativo.

Acoso escolar

Las situaciones de bullying provocan estados de ansiedad y estrés que afectan de manera directa al rendimiento académico. Es importante detectar a tiempo cualquier signo de acoso para evitar problemas mayores.

Escolarización anterior

Muchos de los alumnos que hoy están matriculados en los centros educativos provienen de otros países. El sistema educativo, al igual que la cultura y costumbres, es distinto en cada lugar del mundo, y, en ocasiones, genera dificultades a los niños que se manifiestan con un bajo rendimiento escolar.

Fallos en las técnicas de estudio. En la mayoría de los casos puede ser que el bajo rendimiento escolar se deba a un escaso desarrollo en las técnicas de estudio, unido a una falta de motivación e interés. Si es así, es necesario desarrollar recursos que favorezcan su capacidad de aprender.

Por otro lado, según un reciente estudio realizado por la Universidad de Cambridge que ha sido publicado en la prestigiosa revista International Journal of Behavioral Nutrition and Physical, los menores que pasan demasiado tiempo frente a una pantalla electrónica tienen más posibilidades de sufrir bajo rendimiento escolar. Ésta es la primera investigación que relaciona la sobreexposición de los niños a los dispositivos electrónicos con el fracaso académico.

Ejercicios para niños con bajo rendimiento escolar

Crea una rutina de estudio

Establece un horario y un espacio fijo para realizar las tareas escolares que contribuya a la consolidación de un hábito de estudio. Ayúdale a crear un plan de estudio y síguelo con él.

Responsabilidad y capacidad de esfuerzo

Edúcales para desarrollar su responsabilidad y capacidad de esfuerzo. Sacar buenas notas, no siempre es fácil porque requiere un sacrificio que deben estar dispuestos a hacer. Es importante que desde pequeños les inculques la importancia de ser responsable y esforzarse para conseguir sus metas.

Disciplina positiva

Exigirles demasiado no siempre es bueno, depende de las características y necesidades de cada niño. Nunca debes basar su exigencia en una determinada calificación, sino más bien en la consecución de las tareas y deberes diarios.

Los ejercicios para niños con bajo rendimiento escolar deben, especialmente, ir enfocados hacia la motivación y la consecución de objetivos concretos. En España, el fracaso escolar sigue siendo una asignatura pendiente ya que hay muchos jóvenes que abandonan su formación antes de terminar incluso la educación secundaria, en la mayoría de los casos, debido a razones que arrastran desde la etapa infantil o primaria. Es cierto que son necesarias medidas más eficaces por parte de las autoridades pertinentes, pero también existen factores claves que pueden ayudar a prevenirlo.

La motivación

Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, resulta fundamental porque sin ella es imposible que se produzca el aprendizaje. Mantener la motivación es responsabilidad de los educadores y de los padres que deben reforzar positivamente los logros alcanzados.

Ejercicios para niños con bajo rendimiento escolar

Crear un ambiente idóneo

Disponer de un espacio personal, sin distracciones y con todos los elementos necesarios para evitar perder la concentración, resulta fundamental para avanzar correctamente en las tareas. Los expertos también recomiendan establecer rutinas diarias con un horario específico para el estudio.

Técnicas de estudio

Profesores y padres deben comprender que las necesidades y características de cada niño son diferentes y que no todas las técnicas de estudio funcionan con todos los niños. Cada uno debe encontrar la fórmula que mejor se adapte a sus habilidades.

Estar atentos

Es importante prestar atención a cualquier síntoma que podáis notar en vuestros hijos. Estar al tanto de su evolución y conocer cuáles son sus inquietudes y problemas es clave para detectar cualquier problema. La comunicación en casa resulta fundamental para conocer qué le está ocurriendo a tu hijo y evitar que le afecte a su desarrollo, no sólo académico, sino también personal.

Noticias relacionadas
 
Noticias en portada