¿Qué es la alimentación infantil?

ETAPA DE LOS 0 A LOS 3 AÑOS

Qué es la alimentación infantil

Aunque un niño no deja de serlo hasta que se convierte en adolescente, cuando hablamos de alimentación infantil nos referimos a la alimentación de los 0 a los 3 años, pero ¿en qué consiste exactamente? ¿Qué es la alimentación infantil?

La alimentación infantil es aquella que va dirigida a los bebés y niños de 0 a 3 años y que debe cubrir adecuadamente todos los nutrientes necesarios para promover un desarrollo y crecimiento óptimo. Además, trabajar la alimentación desde que son pequeños favorece la rutina de un patrón de alimentación sana y variada cuando crecen, y ayuda a evitar futuras patologías cuando son adultos.

Hasta el primer año lo más beneficioso para tu bebé es la lactancia materna en exclusiva. Está demostrado que los bebés que se alimentan sólo de leche materna hasta los seis meses desarrollan menos enfermedades, sin olvidar los beneficios psicológicos y afectivos.

A partir de los seis meses, comienzan a introducirse otros alimentos como frutas y verduras que complementan la lactancia materna y, a partir del año, tu bebé puede comer prácticamente de todo. Es en este momento cuando empiezan a introducirse también los alimentos sólidos para que vaya aprendiendo a masticar. Debes tener en cuenta que cada niño es un mundo, y no hay ninguna regla escrita. Tal vez a tu bebé le hayan empezado a salir los dientes a los 5 o 6 meses y antes del año hayas empezado a darle trocitos; o puede que con 12 meses aún no tenga suficientes dientes y sólo tome purés. No te preocupes, todo llega a su tiempo y cuando él esté preparado, lo sabrás. Entre 1 y 3 años va probando cada vez más sabores, texturas… hasta que, en cantidades menores a las de un adulto, puede comer un primer plato, segundo y postre.

Sorprenden los datos de obesidad infantil en nuestro país, por eso resulta de vital importancia llevar una alimentación sana y equilibrada en esta etapa. Enseñar a los niños qué es una buena alimentación infantil, es una tarea en ocasiones muy desesperante, sobre todo si no es de “buen comer”, pero cuyos beneficios no sólo repercuten de 0 a 3 años, sino también en la edad adulta.

Noticias relacionadas
load