¿Qué es la lactancia mixta?

Lactancia mixta

 

¿Has oído hablar sobre la lactancia mixta pero no tienes muy claro en qué consiste exactamente? Resolvemos todas tus dudas.

Cuando se habla de lactancia, nos referimos a cómo se alimentará al bebé. La lactancia materna es la más beneficiosa, pero a algunas mamás no les resulta posible alimentar a su hijo de esta manera, bien porque no disponen de suficiente leche, o porque su bebé no coge el peso necesario y tienen que complementarlo con otro tipo de alimentación.

Aunque normalmente no es la opción de inicio, las mamás que se encuentran con alguna problemática a la hora de dar el pecho, utilizan la leche infantil de fórmula para compaginarla con la lactancia materna. Es lo que conocemos como lactancia mixta.

Es verdad que cada vez hay más mamás que eligen la lactancia mixta para que sean los dos miembros de la pareja los que puedan alimentar al bebé, pero no suele ser lo más habitual.  Normalmente, una madre empieza a dar a su bebé leche artificial o de fórmula como suplemento a la leche materna. Si todo va bien, puede llegar a retirarse. Sino, la lactancia mixta se mantiene en función de los deseos de la madre y las necesidades y edad del bebé.

¿Es realmente así? La respuesta es sí. Puede darse el caso de que una madre quiera dar sólo el pecho o más leche materna que artificial, pero que el bebé la rechace. O puede ocurrir lo contrario, que una mamá quiera dar más biberón a su hijo y él prefiera la leche materna.

Una de las principales preocupaciones de las mamás que se ven obligadas a utilizar la lactancia mixta es “ya no va a querer tomar pecho”. Puede ocurrir. No es que el bebé te esté rechazando, es que para él tiene mucha más lógica elegir el biberón, pues la leche sale con mayor facilidad y él no tiene que hacer ningún esfuerzo. Pero no siempre ocurre ni hay una regla que se pueda aplicar a todos los bebés.

Lo más importante es no juzgar y tener muy presente que ninguna madre es mejor o peor que otra por no alimentar a su bebé con leche materna. No debes sentirte mal si al final la lactancia mixta es la opción de alimentación para tu hijo. Mientras crezca sano y con los aportes necesarios, todo lo demás no importa. 

Noticias relacionadas