Ejercicios para niños con disgrafía

Ejercicios para niños con disgrafía

Aprender a escribir es un proceso complicado ya que están implicados muchos aspectos, más allá del mero hecho de trazar adecuadamente las letras, como por ejemplo, la estructuración y organización del mensaje. Cuando existen dificultades en cualquiera de estos aspectos, hablamos de disgrafía, un trastorno en el aprendizaje relacionado con la escritura. Te contamos a continuación, cómo detectarla y qué ejercicios para niños puedes llevar a cabo.

Signos

Las habilidades para escribir son sustancialmente inferiores a las determinadas para su edad.

Su escritura interviene en sus actividades cotidianas y en su rendimiento escolar.

A pesar de ello, su nivel de escritura se encuentra dentro de la normalidad.

Ejercicios para niños

La postura

Aunque te parezca mentira, en ocasiones, es una mala postura lo que causa la disgrafía. Por esta razón, es importante que revises que la postura que toma tu hijo a la hora de escribir es la correcta y que no tiene excesiva tensión en los músculos que van del cuello a la mano.

El punzón

Facilítale diferentes dibujos, líneas, figuras, letras… para que vaya perforando con un punzón los contornos. Puedes ir complicándole este ejercicio de menor a mayor dificultad.

Manualidades

Anímale a que haga papiroflexia, que cree diferentes objetos de decoración como unas guirnaldas con ayuda de cartulinas, tijeras y pinturas…

Es muy importante que, además de estos ejercicios para niños que pueden ayudar a corregir los trastornos de aprendizaje como las disgrafías, también tengas mucha paciencia y hagas ver a tu peque que no debe preocuparse porque su ritmo sea diferente al de sus compañeros. La ansiedad durante la infancia se manifiesta de forma muy distinta a la etapa adulta, a través de berrinches, rabietas, llamadas de atención o desobediencia y, además, puede afectar en su autoestima y, por lo tanto, en su desarrollo como persona.

Noticias relacionadas
load