Calzado para niños: consecuencias de comprarles zapatos grandes

Calzado para niños: consecuencias de comprarles zapatos grandes

El calzado para niños brinda protección a los pies y, además, es el responsable de soportar el peso del cuerpo. Por esta razón, su elección supone una gran responsabilidad, ya que elegir erróneamente los zapatos para tus hijos pueden tener efectos negativos en su salud. Conoce las consecuencias de comprarles zapatos grandes.

Si alguna vez te has planteado comprar un zapato de un número mayor con el objetivo de que tu hijo pueda utilizarlo durante más tiempo y así ahorrarte dinero, debes tener en cuenta, que si el zapato no es de su talla podrá alterar su forma de caminar y crearle ampollas, heridas y otras molestias. No sólo no estarás ahorrando dinero porque a la larga te saldrá muy caro, sino que además, estás repercutiendo de forma negativa en la salud de tu pequeño.

Las consecuencias de elegir zapatos demasiado ajustados o demasiado grandes, en definitiva, de no acertar con la talla que necesita tu pequeño, van desde la deformidad de los dedos y uñeros, hasta tendinitis, dolor en la planta del pie, verrugas u otras reacciones y problemas musculares que pueden llegar a afectar a otras zonas.

Durante la maduración de la marcha, normalmente entre los 2 y 3 años de edad, es necesario realizar revisiones periódicas para determinar que no existe ninguna patología y evitar así que otras zonas del cuerpo como, por ejemplo, la espalda, se vean afectadas. Aunque no es hasta los 6 años aproximadamente cuando los especialistas determinan si existe o no alguna complicación, sí es recomendable vigilar la marcha y las posturas de los pies antes de esa edad.

El pie posee 26 huesos, 33 articulaciones, 19 músculos y alrededor de 100 tendones. Esto significa que, si elegimos el calzado para niños correcto, serán capaces de aguantar millones de pisadas y evitar las consecuencias lamentables que pueden ocasionar los zapatos demasiado grandes.

Noticias relacionadas
load