barra head

Mascotas para niños: los perros

Mascotas para niños: los perros

Las mascotas para niños pueden enseñarles a hacerse más responsables, siempre que se impliquen en el cuidado del animal. Además, según algunas investigaciones, en el caso de los perros, aumentan el bienestar de los miembros de la familia y las personas que están a su alrededor. Según un estudio publicado por una revista holandesa especializada en pediatría, los niños que viven con perros, tienen menos posibilidades de padecer ciertas infecciones en los oídos o problemas respiratorios y menos probabilidades de sufrir alergias.

Tener mascotas en el hogar no sólo es beneficioso para los niños, sino que se considera una forma de medicina preventiva. Ayuda a tener mejor salud en las personas mayores, las embarazadas y los enfermos, mejoran el deterioro mental, el estrés, los dolores, la depresión, e incluso, el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

A menudo, los perros son utilizados en las terapias con niños con problemas de desarrollo. Estos animales pueden convertirse en los mejores amigos de los peques ya que recurren a ellos en busca de cariño y juegos. De hecho, según los psicólogos, el trato con animales resulta muy positivo en este tipo de terapias.

Además, tener perros en casa ayuda a mejorar la frecuencia cardiaca y presión arterial, libera más oxitocina (hormona del bienestar), disminuye el estrés, mejora la forma física, alivia el sentimiento de soledad y la depresión, mejora la vida social, estimula a las personas con problemas de aprendizaje o de desarrollo y refuerza la autoestima. En definitiva, las mascotas para los niños, ya sean perros u otros animales domésticos, contagian felicidad, nos hacen reír por sus habilidades y travesuras, especialmente cuando son cachorros y por su inocencia. Compartir un hogar con algún animal es una gran experiencia para vivir en familia. Si estás pensando en elegir mascotas para tus hijos, no te lo pienses más.

Noticias relacionadas