La importancia de dormir bien durante la maternidad

DESCANSA Y APRENDE A PRIORIZAR

Dormir durante maternidad

Descansar y dormir es el principal deseo de todas las mujeres que acaban de ser mamás y, aunque resulta muy difícil conseguirlo, debes proponerte hacerlo porque si tú no te encuentras bien, no podrás atender a tu bebé como se merece ni tampoco disfrutar de esta nueva etapa de la maternidad.

Hasta que tu bebé alargue las horas de sueño nocturnas aún falta tiempo porque, de momento, debes darle de comer al menos cada tres horas. Si sumas que normalmente los últimos meses de embarazo se descansa poco por las molestias, con las horas de sueño que vas a ir acumulando, tienes que empezar a priorizar y dormir cuando también lo haga tu bebé.

Si le das el pecho es un poco más fácil pues no hace falta que apenas te desveles o te levantes para alimentar a tu pequeño. Si le das biberón puedes turnarte con tu pareja para que puedas recuperar tu energía y conseguir dormir 8 horas seguidas. Al principio es imposible, ¡considérate afortunada si consigues dormir al menos 5! Por eso es muy importante que, a lo largo del resto del día, aproveches y duermas cuando también lo haga tu bebé. Lo demás puede esperar.

Muchas mamás se sienten agotadas y sienten que pueden estar sufriendo depresión postparto, pero en realidad es cansancio y agotamiento. Comprueba si tras el descanso tu ánimo mejora, y verás como no es depresión.  Necesitas dormir para poder ejercer la maternidad y estar físicamente recuperada, así que toma nota y no te exijas demasiado, dedícate algo de tiempo, sal a pasear con tu bebé y que te dé el aire y un poco de sol, comparte con tu pareja cómo te sientes, y, sobre todo, ten paciencia y no te desesperes. Son clave para disfrutar a tope de la maternidad. 

 

Noticias relacionadas
load