barra head

Ejercicios para niños: cómo practicar la relajación y el control de la impulsividad

Ejercicios para niños: cómo trabajar la relajación y el control de la impulsividad

No debemos atribuir una connotación negativa a la impulsividad de los niños, cuando no deja de ser más que un rasgo de su temperamento. Ahora bien, sí es recomendable trabajarla a través de ejercicios para niños que les ayude a relajarse y a controlar esa impulsividad, para evitar que se convierta en un rasgo de su personalidad cuando sean adultos.

Es cierto que, en ocasiones, la impulsividad se manifiesta con una gran frecuencia llegando a alterar la convivencia y condicionar la vida de las familias que los sufren. Otras, se debe a los actuales estilos de vida o a la falta de recursos o conocimiento por parte de padres y educadores que no saben cómo afrontar estas situaciones. Te mostramos a continuación diferentes ejercicios para niños que puedes practicar con tus hijos si te sientes identificada con esta situación. Toma nota.

El globo: respirar como si estuvieran hinchando un globo es una forma de practicar la respiración diafragmática. Ésta consiste en inspirar muy despacio permitiendo que el aire entre en los pulmones y llegue al abdomen. Así, se va hinchando como si fuera un globo y después permitiendo que se escape el aire, se va desinflando poco a poco hasta quedar vacío. Esta respiración es un gran ejercicio de relajación.

La tortuga en su caparazón. Es una forma de practicar la relajación muscular progresiva. Invítales a que se tumben boca abajo como si fueran una tortuga que decide replegarse en su caparazón escondiendo la cabeza y las patas. Después, tendrán que asomar despacito la cabeza y estirar las extremidades hasta que queden relajadas. Puedes ir contándoles algún cuento sobre una tortuga mientras realizan este ejercicio para niños.

Carrera lenta: ganará el último que llegue a la meta mientras realiza movimientos muy lentos, controlando su impulsividad.

Estos ejercicios para niños tienen como objetivo enseñarles a autocontrolarse, una herramienta muy útil que tendrán interiorizada cuando sean adultos y deban enfrentarse a situaciones difíciles.

Noticias relacionadas