Razones por las que limitar el uso de los teléfonos móviles a tus hijos

Razones por las que limitar el uso de los teléfonos móviles a tus hijos

El teléfono móvil ha sustituido hoy en día a la televisión. Así como hace algunos años eran las horas frente al televisor las que producían especial desasosiego a los padres, actualmente, son las horas frente a la pantalla del smartphone. Los expertos alertan sobre el riesgo del uso de este tipo de aparatos en bebés y niños. Te explicamos las razones por las que debes limitar el uso de los teléfonos móviles a tus hijos.

Desarrollo cerebral

La exposición excesiva a las nuevas tecnologías puede acelerar el crecimiento del cerebro de un bebé entre los 0 y 2 años de edad y provocar déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad o falta de autocontrol y rabietas.

Retraso en el desarrollo psicomotor

Pasar demasiado tiempo en frente de una pantalla impide el desarrollo de otras capacidades psicomotoras y fomenta un estilo de vida sedentario, lo que puede desembocar en enfermedades mayores como la obesidad infantil.

Alteraciones del sueño

Los niños que antes de dormir utilizan los teléfonos móviles o tablets tienen más dificultades para conciliar el sueño. La falta de sueño afecta negativamente a su rendimiento físico y académico.

Enfermedades mentales

Algunos estudios han demostrado que el uso excesivo de las nuevas tecnologías aumenta los casos de depresión, ansiedad infantil, trastorno bipolar, psicosis, déficit de atención y otros problemas de conducta infantil.

Por otro lado, según la Academia Americana de Pediatría, el uso de los teléfonos móviles debe estar prohibido para los bebés de 0 a 2 años; entre los 3 y 5, limitar su uso a máximo una hora diaria y a partir de los 6, intentar limitar el uso de las nuevas tecnologías a 2 horas al día como mucho. Otro dato para tu interés es que, según un estudio publicado recientemente por el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, la edad recomendada para el uso de los teléfonos móviles es a los 13 años. Según datos sociológicos, es a partir de esta edad aproximadamente cuando los niños se encaminan hacia la adolescencia, comienzan a ser más independientes, a salir solos, y la posibilidad de estar localizable en todo momento cobra un sentido. Antes, intenta limitar el uso de los teléfonos móviles a tus hijos, especialmente, cuando son bebés.

Noticias relacionadas
load