barra head

Medicamentos y lactancia

ASPECTOS PARA TENER EN CUENTA

Medicamentos y lactancia

La mayoría de las mujeres tienen que tomar algún medicamente durante el periodo de lactancia materna, de hecho, según las estadísticas, suele ocurrir al 90%. Aunque algunas interrumpen la lactancia por miedo a perjudicar la salud de su bebé, existen fármacos que no le afectan. Te contamos todo lo que debes saber sobre los medicamentos y la lactancia.

Siempre y cuando se tomen bajo supervisión médica, existen algunos medicamentos que no pasan a la leche y, si lo hacen, es en cantidades muy insignificantes por lo que no pueden dañar la salud del bebé.

Te damos algunos ejemplos de medicamentos que no suponen ningún riesgo, otros que debes usar con precaución y por último, algunos fármacos que están totalmente contraindicados durante el embarazo o el periodo de lactancia materna

El paracetamol y el ibuprofeno son analgésicos totalmente compatibles con la lactancia y que sirven para aliviar molestias muy habituales como el dolor de cabeza, la fiebre, etc. Algunos antibióticos de prescripción habitual como la amoxicilina o el clavulánico tampoco suponen ningún riesgo para tu bebé.

Existen otra serie de fármacos que, en situaciones normales puedes tomar sin problema pero que durante el embarazo o la lactancia debes usar con precaución si tus condiciones son muy particulares, tales como recién nacidos prematuros, madres con insuficiencia renal… Este tipo de medicamentos son por ejemplo los antidepresivos y antihistamínicos. Quedan terminantemente prohibidos los desinfectantes yodados y los medicamentos que anulan o disminuyen la producción de leche.

Un dato importante que debes tener en cuenta sobre la medicación y la lactancia es que, incluso con los medicamentos seguros como un paracetamol, debes tomarlo en el momento adecuado. Es decir, al menos dos horas antes de amamantar a tu bebé. Lo mejor es que te lo tomes inmediatamente después de dar el pecho.

Noticias relacionadas
load