Lactancia materna en lugares p├║blicos

TRUCOS QUE NO TE PUEDES PERDER

Lactancia lugares públicos

Dar el pecho no supone ningún impedimento para salir de casa. Es verdad que hay mujeres que lo hacen sin ningún tipo de reparo y otras, a las que les da pudor. No te pierdas algunos trucos para que puedas dar la lactancia materna a tu bebé en cualquier lugar público sin ningún tipo de reparo.

Si eres de las que le da apuro dar el pecho fuera de casa, puedes usar camisetas en lugar de blusas para que se cubra más el pecho, ya que podrás levantártela desde la cintura en lugar de tener que desabrochar botones. También existen portabebés en forma de camiseta o pañuelo con los que solo se ve una parte del seno que es la que el bebé tapa con su cabecita. Otra opción, es que utilices una gasita o muselina para cubrirte el pecho mientras le das de mamar a tu bebé.

Para disfrutar de una lactancia materna prolongada, debes gozar de autonomía e independencia para poder ir con tu bebé a cualquier sitio y acudir a lugares públicos. Al principio resulta complicado, sobre todo, cuando el tiempo que pasa entre toma y toma es de 2 o 3 horas como máximo, pero si lo que te frena es tener que enseñar el pecho, puedes utilizar cualquiera de los trucos que acabamos de comentarte.

Dar a tu bebé de mamar allá donde lo pida es beneficioso para los dos. Para ti, porque, aunque las primeras veces te de vergüenza, podrás ser totalmente independiente para hacer cualquier plan, independientemente de que tengas que darle de comer. Esta libertad, te hará sentir mucho mejor y te dará mayor sensación de control. Además, vaciar tu pecho frecuentemente te ayuda a prevenir el dolor en las mamas y posibles infecciones como la mastitis.

Acostúmbrate a darle lactancia materna en lugares públicos para asegurarte la continuidad de la lactancia en exclusiva al menos durante los seis primeros meses, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud. 

Noticias relacionadas