barra head

¿Qué es la lactancia prolongada?

Lactancia prolongada

A veces este término puede llegar a confusiones porque “prolongar” significa hacer que algo dure más de lo establecido, o que va más allá de las recomendaciones, pero en el caso de la lactancia materna, es todo lo contrario. Prolongar la lactancia más allá del primer año de vida, es el objetivo de la Organización Mundial de la Salud que recomienda la lactancia materna en exclusiva hasta los seis meses, y continuarla hasta los dos años con la introducción de otros alimentos.

La leche materna aporta calorías e inmunidad contra las enfermedades, vitaminas y enzimas importantes. Varios estudios demuestran que los lactantes de más de dos meses que siguen tomando leche materna, enferman menos que los que no la reciben. A medida que tu bebé se va haciendo más independiente, el amamantamiento se transforma en una fuente importante de seguridad y respaldo emocional. No convierte al bebé en más dependiente, al contrario de lo que se dice.

El vínculo que se crea entre madre e hijo, aporta una seguridad que le ayuda al futuro desarrollo de su autoestima e independencia. Si siente que ese vínculo es fuerte e indestructible, no teme que se pueda romper y se convierte en un niño mucho más seguro de sí mismo a la hora de relacionarse con los demás.

En países como España donde se enfatiza la independencia y autosuficiencia de la mujer, no sólo no se le da el valor que tiene a la lactancia materna, sino que dar el pecho a un niño que ya anda y tiene dientes, está mal visto.  En cualquier caso, debe darte igual lo que piensen y seguir adelante si te planteas la lactancia prolongada porque aporta numerosos beneficios emocionales y físicos. No permitas sentirte presionada y haz lo que mejor te parezca a ti y a tu bebé. 

Noticias relacionadas