barra head

La maternidad en la adolescencia

RIESGOS Y CONSECUENCIAS

Maternidad adolescente

Aunque según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el período de la adolescencia es cuando el individuo adquiere la capacidad reproductiva, no significa que esté preparado para asumir la maternidad o paternidad. Te contamos los riesgos y consecuencias que puede producir la maternidad durante esta etapa de la vida.

El inicio precoz de las relaciones sexuales, las migraciones (con pérdida del vínculo familiar), el aumento de la tolerancia ante la maternidad adolescente o ser madre soltera, la existencia de una nueva libertad sexual o el bajo nivel educativo, son otras de las razones por las que se producen los embarazos en mujeres menores de 22 años.

La maternidad durante la adolescencia suele ser más alta en países en desarrollo y entre clases sociales menos favorecidas. El deterioro de las condiciones socioeconómicas globales ha provocado menores inversiones en el sistema educativo y de salud, una de las principales razones por las que se producen los embarazos no deseados.

Curiosamente, EE.UU, el país más industrializado, es el que tiene mayor tasa de embarazadas adolescentes. Canadá, España, Francia, Reino Unido y Suecia, han presentado un descenso de embarazos durante la adolescencia, coincidiendo también con el uso de los anticonceptivos.

Las consecuencias para la adolescente que es madre marcan el resto de su vida. La más frecuente es el abandono de los estudios y, por lo tanto, de las oportunidades para tener un futuro mejor. Normalmente, las adolescentes que se enfrentan a la maternidad, suelen hacerlo solas, o en otros casos, son relaciones muy inestables que tienen una corta duración en el tiempo. A veces, puede ocurrir que la adolescente embarazada sea objeto de discriminación por parte de su familia o amigos, sumando más problemas a su autoestima y a su desarrollo psicológico.

Además, las consecuencias de la maternidad en la adolescencia no sólo afectan a la madre, sino también al bebé. Suelen tener bajo peso, desnutrición, retraso en su desarrollo físico y emocional… Mantener relaciones sexuales con protección resulta esencial no sólo para evitar los embarazos no deseados, sino cualquier tipo de enfermedad de transmisión sexual. 

Noticias relacionadas