Efectos de las drogas durante la lactancia

Drogas lactancia

Aunque el tabaco y el alcohol también son consideradas drogas, trataremos en este artículo las consecuencias de otras drogas como la cocaína, la heroína, la marihuana o el hachís y el éxtasis, durante la lactancia materna.

El principio activo del canabis (marihuana y hachís) es el o THC. Esta sustancia, muy soluble en grasa, llega al cerebro y se acumula allí. Aunque tiene una vida media aproximada de una semana, si alguien por ejemplo consume sólo los fines de semana, nunca dará tiempo suficiente a eliminarse completamente, e irá acumulándose en su cerebro, causando problemas de memoria y aprendizaje, trastornos emocionales y por supuesto, enfermedades pulmonares.  Durante la lactancia, el THC puede pasar al bebé, afectando al desarrollo de su cerebro, a la pérdida de peso, y pudiendo llegar a causar muerte súbita.

El consumo de cocaína durante la lactancia, puede producir en el bebé los mismos efectos que un adulto. Es una sustancia muy peligrosa ya que supone un potente estimulante del sistema nervioso central y puede afectar en la capacidad de la madre para cuidar a su bebé.

Respecto al consumo de éxtasis mientras das el pecho, puede afectar seriamente al desarrollo de tu bebé. Si has consumido éxtasis, deberás deshacerte de toda la leche durante al menos las 24 horas siguientes.

Y, por último, el consumo de heroína hace que ésta pase a la leche materna, produciendo trastornos en la coordinación motora además de adicción. Si una madre es consumidora de heroína y retrasa u omite las tomas, su bebé podrá padecer síndrome de abstinencia.

Aunque el abandono de las drogas es una tarea muy difícil debido a la dependencia que crean, si acabas de ser madre, debes ser coherente y responsable con la decisión de haber traído un hijo. Independientemente de que des lactancia materna o no, las drogas también perjudican tu salud y tus capacidades para cuidar de él.

 

Noticias relacionadas