barra head

Consejos para elegir sujetador de lactancia

Sujetadores lactancia

Elegir sujetador para la lactancia no es tarea sencilla, más si tenemos en cuenta que eres madre primeriza y que la ropa para embarazadas o mujeres que acaban de dar a luz no resulta lo más sexy, pero debes pensar que ahora mismo la prioridad es tu comodidad. No te pierdas estos consejos para elegir los sujetadores de lactancia que mejor se adaptan a ti.

Aunque lo que más te apetezca después del parto es ir con los pechos al aire, no es lo más recomendable. Durante las siguientes 48-72 horas, se produce la subida de leche, y es el momento en el que puedes notar más sensación de pesadez e hinchazón, por lo que lo más conveniente es que utilices un sujetador adaptado para la lactancia. Este tipo de sujetadores recogen mucho más el pecho, no tienen aros y te ayudan a evitar esas molestias típicas que se producen cuando va a subirte la leche.

Si es tu primer bebé, hazte al menos con tres sujetadores de lactancia y si quieres aprovechar los que ya tienes para tu segundo hijo, pruébatelos antes de decidir si comprar otros o no, porque puede ser que te sirvan. Cuando te hayas hecho a ellos, puedes ir comprando más según te vayan haciendo falta.

Cuando vayas a comprarte los sujetadores para la lactancia, déjate aconsejar por un profesional. Aunque deben recogerte el pecho adecuadamente, nunca deben comprimirlo, porque la leche debe fluir para evitar posibles obstrucciones que pueden desembocar en una mastitis. Elegir la talla más adecuada para ti resulta lo más complicado. Recuerda que con lactancia o sin ella, un sujetador nunca debe dejarte marcas, permitir que tu pecho rebose por encima de la copa o por los lados, apretarte ni pinzar el pecho. 

Noticias relacionadas