Música para niños: el violín

Música para niños: el violín

 

Anteriormente ya hemos hablado de los beneficios de la música para los niños. En otros artículos, comentamos las ventajas de tocar el piano o la guitarra, pero, además, recientes estudios han demostrado los efectos positivos que tocar un instrumento tiene en el desarrollo cerebral. En esta ocasión vemos qué implica tocar el violín.

Según este estudio, la práctica musical afecta a las neuronas de la región motora, ya que tocar el violín exige control y coordinación de diferentes movimientos. Además, también tiene efectos positivos en la parte de la corteza cerebral vinculada a la memoria de trabajo, la atención, la organización, la inhibición de los impulsos y el procesamiento de las emociones.

Otro de los datos que se pueden extraer de esta investigación sobre los beneficios de la música para los niños, concretamente de tocar el violín, es que aprender a tocar este instrumento permite mejorar las habilidades ligadas al lenguaje, al habla, la memoria y la atención. Además, como es un instrumento pequeño, los niños pueden utilizarlo a una edad temprana.

En los últimos años los estudios acerca de la relación que existe entre la música y el funcionamiento del sistema nervioso han aumentado. Otros de los datos que encontramos es que los niños que tocan el violín o algún otro instrumento son más hábiles en la adquisición de un nuevo idioma, poseen mejor vocabulario y leen con mayor facilidad. En definitiva, mejora otras habilidades ya que tienen mayor activación neuronal gracias a la música.

Antes de comprar un instrumento, recuerda que la música nunca debe ser una imposición de los padres porque se trata de que disfruten con ella, para que puedan beneficiarse de todas las ventajas que la música tiene para los niños. Además, es importante tener en cuenta cuáles son las habilidades concretas de tus hijos, sus preferencias y gustos, aunque sí es fundamental que les inculques el gusto por la música desde pequeños.

Noticias relacionadas