Los niños que juegan con sus padres son niños más felices

Los niños que juegan con sus padres son niños más felices

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de la importancia del juego, especialmente, en la primera etapa de la infancia, pero ¿sabías que según varios estudios los niños que juegan con sus padres son más felices cuando llegan a la edad adulta? Te contamos más datos para que los tengas en cuenta.

Beneficios del juego en familia

  • El juego familiar supone una herramienta de comunicación ideal que fomenta el aprendizaje espontáneo de los más pequeños, además de convertirse en el escenario perfecto de comprensión.
  • Fomenta la autoestima, la seguridad y la confianza. Gracias al juego familiar se producen apegos afectivos positivos y seguros que facilitan el intercambio de experiencias y aportan tranquilidad y confianza a los niños.
  • Promueve las habilidades socioemocionales. Las interacciones que tienen lugar en el juego familiar potencian las relaciones sociales y ofrecen a los peques oportunidades para explorar, aprender y definir sus habilidades sociales como el afecto, la comprensión o la adquisición de normas y reglas.
  • Les ayuda a gestionar mejor las emociones. Gracias a esos intercambios de experiencias que se producen en el juego, los niños aprenden a regular sus emociones y a reconocer las señales afectivas y emociones ajenas.
  • Fomenta la creatividad y el éxito escolar. El juego estimula la imaginación de los niños y les permite relacionarse de forma más creativa con el mundo que les rodea. Según varios estudios los niños con más imaginación tienen mayor capacidad para afrontar los problemas, son menos agresivos, más tolerantes y tienen más éxito escolar.

Tal y como afirman los expertos, para conseguir los beneficios que aporta el juego, tan sólo es necesario dedicarle 10 o 15 minutos al día. Por desgracia, según un reciente estudio, el 90% de los padres y el 81% de las madres españolas apenas dedica tiempo a jugar con sus hijos. No sólo los niños que juegan con sus padres son niños más felices, sino que además de ser imprescindible para su desarrollo como acabamos de ver, es la mejor manera de ofrecerles tiempo de calidad y disfrutar de ratos en familia.

Noticias relacionadas
load